Procesos de demolición: conoce en qué consiste

conoce todo sobre la demolición de edificos

El proceso de demolición es más complejo de lo que aparenta. No solo es llevar maquinaria especializada y destruir todo el edificio hasta que no quede nada. Contiene una serie de pasos y técnicas para garantizar que el procedimiento sea efectivo y se realice con la mayor seguridad posible, tanto para los trabajadores como para las personas y edificaciones de alrededor.

Si estás en busca de los servicios de una empresa de construcciones en Alicante, puedes solicitar que te expliquen específicamente el proceso que desarrollan, así podrás comprobar lo especializada y confiable que es la empresa.

Las 3 fases del proceso de demolición

En este proceso se dedica a la recuperación, clasificación y reutilización de los materiales. Para realizar este proceso se necesita seguir varias fases para garantizar la eficacia de la demolición. Esas fases son:

1. Gestionar correctamente los productos peligrosos existentes en el edificio

La empresa encargada de la demolición deberá aplicar medidas para evitar la intoxicación por amianto que puedan sufrir los trabajadores al llevar las actividades. También evitar que las partículas tóxicas del producto se esparzan por el aire.

Identificar dentro de edificio los lugares que contengan materiales peligrosos o tóxicos para los seres humanos. Se tiene que proceder a su desmantelamiento de forma segura y su gestión de reciclado correcto.

2. Realizar un proceso selectivo de demolición

La empresa se encargará de la preparación de la zona donde deberá colocar vallas y señales de tráfico para la seguridad de los transeúntes, anular las conexiones de servicios (gas, agua, electricidad, etc…) e inspeccionar sótanos y espacios cerrados que tenga el edificio con el fin de que no existan gases o elementos tóxicos.

Se encargará de retirar los desechos y elementos decorativos fijos como son, la carpintería, el cabreado, sanitarios, fontanería, etc. Desarmar los elementos del exterior del edificio como falsos techos, tejados y otros elementos divisorios para poder proceder a la demolición controlada.

La empresa estará a cargo de tomar medidas para el control de emisiones de polvo relacionadas con las actividades de la demolición.

Realizará un correcto reciclado a la hora de seleccionar materiales para desecharlos.

3. Recuperar el terreno en el mejor estado posible que se encontraba antes de la edificación

  • Modificar el terreno de forma que quede estable, regular y de fácil drenaje.
  • Sembrar para que el terreno no quede expuesto a erosiones.
  • Dejar el terreno en unas condiciones que permitan su uso en un futuro.

tipo de demolición de edificios

Maquinaria empleada en el proceso de demolición

Para poder realizar las demoliciones es necesario contar con maquinaria especializada para las diferentes actividades que hay en el proceso. La maquinaria de demolición básica que podemos encontrar en cualquier tipo de demolición son:

  • Retroexcavadora
  • Grúas móviles
  • Dumpers y camiones

También podemos diferenciar tipos de acoplamientos que suelen utilizar este tipo de maquinaria. Estos acoplamientos pueden ser:

  • Martillo neumático
  • Maza metálica
  • Cables metálicos
  • Brazo telescópico
  • Pulpo hidráulico
  • Cucharas
  • Cizallas demoledores
  • Pinzas de manipulación

Técnicas de demolición

Existen diferentes técnicas a la hora de demoler un edificio, el proceso dependerá de algunos factores como el área donde está ubicado el edificio, el material con el que está construido, el propósito de la demolición y la forma en que se van a desechar los restos. Vamos a dar un pequeño resumen de los diferentes tipos de técnicas de demolición.

  • Demolición por implosión

Esta técnica emplea un estallido violento hacia dentro que elimina secuencialmente los soportes estructurales.

La cantidad explosivo, la colocación de las cargas y el tiempo de detonación es vital para tener éxito en esta técnica y haciendo que el edificio colapse por su propio peso. Este método se emplea en áreas urbanas y para edificaciones grandes.

  • Demolición por brazo de alto alcance

Este método emplea maquinaria base de demolición, un brazo de demolición o por un pluma telescópica y una herramienta unida a la maquinaria base.

Las maquinarias se pueden equipar con diferentes herramientas para que sean adecuadas para todo tipo de actividad de demolición de estructuras. Esta técnica se emplea en construcciones de hormigón armado, mampostería, acero y materiales mixtos.

Las herramientas y equipos utilizados no son los mismos que se usaron en el proceso de separar o aplastar los restos del material. Los factores que pueden afectar a este tipo de demolición son: Altura de la estructura, condiciones del sitio, forma de la estructura y su ubicación.

  • Demolición “crane and ball”

Es uno de los métodos más antiguos utilizados en la demolición de edificios: la grúa controla la bola, que se usa dejando caer o golpear la estructura que se quiere demoler.

Este proceso cuenta con limitaciones. Entre sus características podemos encontrar:

  • Se necesita eliminar las barras de refuerzo del edificio.
  • Los operadores de la grúa tienen que ser altamente cualificados y contar con experiencia.
  • El buen control de la bola es vital para la seguridad.
  • El tamaño del edificio que se quiere demoler está limitado a la altura de la grúa.
  • Crea una gran cantidad de polvo, vibraciones y ruido.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios